Otros premios

La edición y la prensa universitaria aporta al ecosistema del libro al cual se encuentra adscrita. Una de las importancias de la condición de prensa universitaria es que enriquece desde sus aristas a la comunidad nacional lectora con un catalogo de pensamiento critico y de rigurosa selección ya que la edición universitaria se encarga de asumir proyectos que las editoriales privadas  no pueden financiar por el tiempo que conlleva el proceso de investigación o de conceptualización del objeto libro mismo.

Estas características, le han otorgado a la Editorial Universidad Nacional diversos reconocimientos dentro y fuera del Campus Universitario, así como del sistema mismo de editoriales publicas costarricenses.  A nivel país, en el año 2020, la EUNA fue galardonada por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT) con el  Premio a las Empresas Editoriales en Ciencia y Tecnología que es otorgado cada dos años. Este el galardón busca incentivar la difusión del conocimiento por medio de la edición, publicación y distribución de materiales bibliográficos de interés científico y tecnológico, así como reconocer la labor de las empresas editoriales que se destaquen en este ámbito (Oficina de comunicación, 2020; CONICIT, 2021).

Respecto a su actual catálogo, así como el fondo editorial del sello; el libro Bartolomé de las Casas ante la conquista de América: Las voces del historiador, de Juan Durán Luzio; editado por primera vez en 1992 (con una edición ampliada en 2014) obtuvo el Premio Áncora, otorgado por el medio de Periódico La Nación, en la rama de Ensayo 1999-2000. Este mismo galardón le correspondió en 2003-2004 al libro EL sujeto y la ley. Retorno El sujeto reprimido, de Franz J. Hinkelammert, como en 2015 al libro La frontera indígena de la Gran Talamanca 1840-1930, de la autora Alejandra Boza Villareal editado por Editoriales Universitarias Públicas Costarricenses (EDUPUC), de la cual la EUNA forma parte. 

Otro de los premios a nivel nacional de gran importancia, es el Premio Cleto González Víquez establecido por la Academia de Geografía e Historia de Costa Rica, en 1958, con motivo del centenario del nacimiento del ilustre costarricense, don Cleto González Víquez. El premio con su nombre se otorga a la mejor obra de carácter geográfico o histórico con tema nacional, editada el año anterior a la premiación (Academia de Geografía e historia de Costa Rica,2021). Debido al interés y líneas editoriales de la Editorial Universidad Nacional que dispone de obras de índole histórico nacional, en dos ocasiones han sido galardonadas las publicaciones que ostentan el sello EUNA: 

  • De vecinos a ciudadanos. Movimientos comunales y luchas cívicas en la historia contemporánea de Costa Rica, de Patricia Alvarenga Venuttolo (2005)
  • Recuerdos del Imperio. Los ingleses en América Central, de Rodrigo Quesada Monge (1998)

Dentro de las distinciones a nivel internacional, podemos encontrar el libro La novela como género literario de Mijail M. Bajtin, que en 2020, la edición llevada a cabo en conjunto con la Prensa de la Universidad de Zaragoza, España, destacó en los XXIII Premios Nacionales de Edición Universitaria (España) por la labor del Dr. Luis Beltrán Almería y del Dr. Carlos Ginés Orta, como una de las mejores obras traducidas al  español, cuyo trabajo se realizó a partir de los textos originales en ruso así como la inclusión de textos inéditos de Bajtín (Editorial Universidad Nacional, 2020).

Una vez identificados los reconocimientos entregados a las obras producidas bajo el sello editorial EUNA, podemos concluir que además de los dispositivos de rigurosidad académica y legitimación institucional a los cuales se someten las obras publicadas y al momento de someterse a su respectiva publicidad para la circulación del libro editado, este llega a la comunidad nacional la cual, reconoce la calidad de su contenido y del libro mismo como un objeto que aporta a la construcción y perfilamiento de una identidad nacional indiferentemente su temática . Con el reconocimiento de diversos premios, el sello editorial gana prestigio dado a que los libros pueden empezar a publicitarse de manera ágil y casi que autónoma, ya que la distinción per se  dota de un capital simbólico que legitima la calidad de la misma y posiciona, no solamente el libro como un objeto que “debe consumirse”, sino a la editorial y a los autores que conforman su  catálogo dentro del grupo de lectores y lectoras a nivel nacional o internacional construyendo ayudando a la construcción de un imaginario de calidad en su trabajo editorial.